Está claro que esto de los proyectos tiene una motivación difícil de aportar por otros caminos.

Los alumnos de tercero ya llevaban varios días con la mosca detrás de la oreja, esperando empezar con el proyecto de este trimestre.

Pues estamos en marcha. Nos vamos a convertir en una clase "galáctica". Hoy ya empezamos a meternos en el ambiente. Y lo hicimos de una forma espectacular. Tuvimos una experiencia única: pudimos conseguir establecer comunicación con la Estación Espacial Internacional (ISS), que nos sobrevuela día tras día a más de 400 km de altura. Allí estaba Doña Alegría en misión especial (y espacial). Nos costó un poco la comunicación, pero lo conseguimos.

Al final conseguimos que Doña Alegría pasara cerca de nuestro cole y nos dejara su casco. Tuvimos nuestro particular "photocall". Ya os mostraremos lo guapos y guapas que quedamos con el casco de astronauta.