Trabajar la expresión plástica ocupa un lugar importante en la infancia, se produce en el niño de una forma muy natural, lo que contribuye al desarrollo de la creatividad, a la vez que el niño aprende los elementos culurales del entorno.

Lo importante es que el niño disfrute, explore, elabore, exprese y utilice para ello diferentes técnicas plásticas y materiales plásticos.