Los pequeños de la escuela siguen creciendo.

Les encanta ir a la sala de psicomotricidad a seguir dando grandes pasos.

Esta vez les ha acompañado también Mónica y todos han disfrutado un montón.